Autoridades utilizaron fuerza ilegal y violencia sexual para silenciar a las mujeres: Amnistía Internacional

      Comentarios desactivados en Autoridades utilizaron fuerza ilegal y violencia sexual para silenciar a las mujeres: Amnistía Internacional

Las autoridades mexicanas reprimieron a las mujeres que protestaban pacíficamente contra la violencia de género en 2020, violando sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica mediante el uso de fuerza innecesaria y excesiva, detenciones arbitrarias e incluso violencia sexual, dijo Amnistía Internacional (AI) en un nuevo informe publicado hoy.

“La ira de las mujeres: Estigma y violencia contra las mujeres manifestantes” analiza cinco protestas que mujeres y grupos feministas llevaron a cabo contra la violencia de género el año pasado en los estados de Guanajuato, Sinaloa, Quintana Roo, Estado de México y Ciudad de México.

Violencia sexual contra mujeres en protestas

El informe concluye que policías detuvieron a más de una decena de mujeres sin identificarse debidamente, las mantuvieron en régimen de incomunicación durante largos períodos, las trasladaron por rutas inusuales sin decirles adónde las llevaban y, en algunos casos, sin llevarlas ante la autoridad competente. autoridades, lo que les provocó un intenso temor de convertirse en víctimas de desaparición forzada.

Provocar deliberadamente sufrimiento e incertidumbre entre los manifestantes sobre la posibilidad de sometierlos a una desaparición forzada es una violación de su derecho a la seguridad personal y atenta contra la prohibición absoluta de la tortura y otras formas de malos tratos.

Además, en muchas ocasiones los policías recurrieron al uso de la violencia sexual como táctica para enseñarles una lección sobre atreverse a salir a protestar en público y por comportarse en contra de los estereotipos de género, según los cuales las mujeres deben quedarse en casa y “no salir a buscar problemas”.

Amnistía Internacional enfatiza que todo abuso sexual por una autoridad estatal se considera una forma de tortura, de acuerdo con el derecho internacional de derechos humanos, incluyendo las sentencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) relativas a México.

AI pide a las autoridades que reconozcan, de manera continua y completa, la legitimidad de las protestas de mujeres y grupos feministas y se abstengan de realizar declaraciones estigmatizantes contra las manifestantes.