El presupuesto se suma a los caprichos del gobierno morenista: Brasil Acosta

Por tercer año consecutivo, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se suma a los caprichos del gobierno morenista y adquiere un carácter cada vez más centralista, con el falso argumento de que apoyará más a los pobres. En realidad, el presupuesto tiene una vocación electorera con vistas a los comicios federales y locales de 2021. Busca comprar conciencias, aprovechándose de la pobreza de muchas personas que reciben dádivas del gobierno con el dinero que el propio pueblo aporta con sus impuestos.

El gobierno hace mal sus cuentas, si cree que obtendrá los mismos recursos del año pasado, porque la caída del 10 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) –provocada, en parte, por sus malas decisiones– causó la pérdida de 20 millones de empleos debido a que las pequeñas y medianas empresas no recibieron apoyo gubernamental, muchas cerraron y, por lo mismo, hubo menos recaudación de impuestos. El terrorismo fiscal que recientemente promovió y aprobó la mayoría parlamentaria del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso tampoco ayudará a incrementar la recaudación, y a las pruebas nos remitimos.

Presupuesto electorero

Además del carácter electorero de buena parte del gasto público federal de 2021, es una preocupante omisión en el presupuesto del año que entra: la ausencia de un programa para recuperar la economía, que se encuentra en una crisis severa. Es también alarmante que no haya dinero etiquetado para la compra de la vacuna anticovid, y un programa de apoyo emergente para los tabasqueños que hoy sufren las inundaciones. Hasta ahora, estos mexicanos únicamente han recibido recomendaciones desde un helicóptero para que se suban a los árboles. ¿Y sus casas, sus muebles y cosechas perdidas? ¿Se convertirán en conservadores si le piden al Gobierno Federal apoyos? Así razona Morena.

¿Qué será de las obras y servicios que necesitan con urgencia vital las comunidades pobres de México? La respuesta es clara y contundente: en el PEF-2021 no está previsto ningún gasto destinado a crear obras nuevas y servicios básicos para ellas, porque tú y tu familia no son una prioridad para el gobierno morenista. A estos señores, solo les importa el voto y, por eso, le quitaron dos mil mdp al INE y al Poder Judicial, para ocuparlo en los programas sociales; es decir para comprar votos a sus candidatos en las elecciones del próximo año.

Por eso, llamamos al pueblo de México a usar los derechos que tiene reservados en la Constitución para que se organice, solicite sus obras y proteste pacífica pero enérgicamente contra este arbitrario presupuesto centralista. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *