Sin mujeres no hay democracia: Claudia Calvin

      Comentarios desactivados en Sin mujeres no hay democracia: Claudia Calvin

De acuerdo con Claudia Calvin, “una democracia en las que las mujeres no pueden ejercer sus derechos políticos, participar libremente y en donde sus derechos humanos no son respetados, es una democracia excluyente”.

La defensora de derechos humanos de las mujeres plantea que en una democracia, el 51% de la población debería poder hacer valer su voz y presencia, sin embargo, las mujeres en México viven bajo amenaza todos los días tanto en su casa como en el espacio público.

Acerca de los efectos de la violencia de género en la democracia, Calvin explica que :

Es una amenaza a las mujeres en primer lugar, pero también pone en evidencia los límites de nuestra democracia. Cuando el contexto y las condiciones amenazan la participación y presencia de las mujeres, la democracia está en riesgo.

La violencia de género tiene muchas caras, son las siguientes: feminicida: por la que son asesinadas 11 niñas y mujeres cada día por el simple hecho de ser mujeres; machista; institucional, es la que se ejerce desde el poder y las instituciones; política: impide que las mujeres participen en condiciones de seguridad en las contiendas electorales; legal: se vive cuando en el sistema de justicia impera la impunidad y se revictimiza a las víctimas una y otra vez; cotidiana y social.

Violencia contra las mujeres y democracia

En un escenario democrático ideal la mayoría que constituyen las mujeres (51%) “debería poder ejercer su voto, hacerse escuchar, exigir rendición de cuentas a sus representantes federales y locales y cobrar la falta de respuesta y compromiso real en las elecciones”.

El 52% de la ciudadanía registrada con credencial para votar en México son mujeres y el siguiente año habrá elecciones intermedias. Es por ello que exhorta a que:

Como mujeres, es hora de dejar de pensar como minoría o grupo vulnerable. Las mujeres no somos un grupo vulnerable, nos pone en situación de vulnerabilidad el contexto, las condiciones de desigualdad y violencia circundante, la indiferencia y el machismo institucional.

Vale la pena recordar hoy, a 67 años de que las mujeres pudimos votar en México, que en el 2021 nuestro voto contará y que SÍ podemos hacer una diferencia para hacernos visibles ante quienes han hecho todo por invisibilizarnos.