CIDH condena brutalidad policial en Colombia

      No hay comentarios en CIDH condena brutalidad policial en Colombia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó “enfáticamente” los casos de brutalidad y abuso policial en Colombia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano de la OEA, condenó la brutalidad con la que actuaron las autoridades colombianas. En la manifestación murió un hombre bajo custodia de elementos policiacos, lo cual generó violentas manifestaciones que dejaron al menos siete muertos.

La CIDH se pronunció luego del fallecimiento de Javier Ordóñez. Quien fue atacado con un arma eléctrica mientras agentes trataban de inmovilizarlo. Quienes procedían a detenerlo supuestamente en el marco de desórdenes por consumo de alcohol.

La muerte de Ordóñez, registrada por un testigo en un video que se volvió viral en las redes sociales, hizo estallar protestas en Bogotá y otras ciudades del país. En estas manifestaciones las autoridades registran al menos siete muertos, cientos de heridos y varios puestos de policía destruidos.

La Comisión es un ente autónomo del sistema interamericano que vela por el respeto de los derechos humanos, es por eso que ante esta violación de los derechos humanos se pronunció en Twitter:

La @CIDH condena enfáticamente los casos de brutalidad y abuso policial. Según información pública, el #8Sept murió Javier Ordoñez, como consecuencia de los golpes y descargas eléctricas propinadas por agentes policiales mientras se encontraba sometido en el piso.

El organismo apuntó que además en el contexto de las protestas por el asesinato de Ordóñez, hubo muertos y heridos. Por lo que exhorta al gobierno colombiano a esclarecer los hechos, investigar y sancionar los delitos cometidos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos hace énfasis en cuáles son los deberes de todo Estado:

 «La CIDH recuerda al Estado su deber de garantizar el derecho a la vida, integridad y libertad de manifestación», indicó en otro tuit.

Y subrayó que «actos aislados de violencia no convierten en una amenaza al orden público al movimiento social que ejerce sus derechos de libertad de expresión, reunión y asociación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *